Nuevo impuesto sobre envases de plástico no reutilizables: Modelo 592 y obligaciones

Muy buenas, bienvenidos a este artículo sobre el nuevo modelo 592 de declaración y liquidación del impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables. Hoy os hablaré de esta nueva obligación que afecta a los negocios que utilizan este tipo de plástico.

¿Qué es el impuesto sobre los envases de plástico no reutilizables?

A partir del 1 de enero de 2023, se ha establecido un impuesto de 0,45 euros por kilo de plástico no reutilizable. Tanto los fabricantes como los usuarios o intermediarios que utilicen este tipo de plástico en su actividad están obligados a declarar y liquidar este impuesto.

Obligaciones y funcionamiento del impuesto

Los fabricantes deben declarar mensualmente la cantidad de plástico no reutilizable que han fabricado, mientras que los usuarios o intermediarios lo harán de forma trimestral. Además, es necesario llevar un registro mensual de las adquisiciones de plástico no reutilizable que se utilicen en el negocio.

Se estima que este impuesto tendrá un efecto de aproximadamente 700 millones de euros al año. Aunque para la mayoría de los autónomos las cantidades serán pequeñas, es importante destacar que se sumarán a otros impuestos trimestrales, como el IVA o la retención del IRPF.

Para cumplir con esta obligación, los autónomos, comercios y pymes que superen los 5 kilos de plástico no reutilizable al mes deben llevar un registro electrónico de las adquisiciones mensuales y presentar la declaración trimestral del modelo 592.

El registro electrónico debe incluir información como el número de asiento contable, el concepto clave del producto, la fecha del hecho contabilizado, el peso total del plástico, el régimen fiscal y el nombre del proveedor o destinatario. El cálculo del impuesto se basa en multiplicar el peso del plástico adquirido por 0,45 euros.

Es importante tener en cuenta que este impuesto se trasladará al precio final de los productos y servicios que utilicen plástico no reutilizable, lo que podría generar un aumento en los precios.

Conclusiones

En resumen, el impuesto sobre los envases de plástico no reutilizables es una nueva obligación para autónomos, comercios y pymes que utilicen este tipo de plástico en su actividad. Además de la declaración y liquidación trimestral, es necesario llevar un registro mensual de las adquisiciones de plástico no reutilizable. Esto implicará más obligaciones y posibles aumentos en los precios de los productos y servicios.

Si te ha parecido interesante este artículo, te animo a suscribirte a nuestro sitio web para recibir más contenido relacionado. ¡Gracias por tu atención!

Deja un comentario