Nuevas medidas de ERTE y cese de actividad para autónomos hasta el 31 de mayo. Descarga guía gratuita

Muy buenas en perdedores y en perdedoras, bienvenidos a este vuestro canal del emprendimiento. Hoy vamos a hablar de esos cese de actividad y de esos artes que, bueno, han sido publicados en el BOE y que ya tenemos toda la información de lo que se ha publicado. Y bueno, ya solo nos queda esperar a ver si hay alguna interpretación especial que cambie las reglas del juego. Es algo a lo que ya desgraciadamente nos tienen acostumbrados. Por ahora, no hemos encontrado letra pequeña ni en los artes ni en el cese de actividad. Bueno, pues es lo que se dijo que se iba a probar, parece. No descarto que se nos haya escapado alguna cosa. Hemos tenido pocas horas para analizar ese texto que ha sido publicado en el BOE, pero en principio parece que sí, que bueno, pues ha reflejado fielmente lo que nos decían las diferentes organizaciones que llegaron a los acuerdos con el gobierno de España para la prórroga de estas dos medidas fundamentales para mantener vivo el tejido empresarial. Por un lado, la prórroga de los artes y, por otro lado, la prórroga de los ceses de actividad.

Prórroga de los artes y ceses de actividad

Como siempre os digo, ahora nos queda ver si de repente la administración nos sale con una interpretación de esas que nos tienen acostumbrados, y de repente se nos queda algún colectivo fuera de estas ayudas. En principio, lo que se ha aprobado es lo que se dijo que se iba a probar. Vamos a repasar las novedades que no hay muchas. En principio, esto se parece más a una renovación. En el caso de los artes, es una renovación, no hay que volver a solicitarlo, simplemente hay que hacer una comunicación al organismo correspondiente, pero no hay que volver a presentar la documentación. Sin embargo, en el cese actividad tenemos que volver a pedir este cese de actividad a nuestra mutua dentro de los certes. Mantenemos los tres tipos de ERTE y lo que sí varía un poco son esas deducciones en la cuota de la seguridad social. Vamos a repasarlas. Tenemos el ERTE destinado a aquellos sectores más afectados por la pandemia y sus restricciones. Para las empresas con menos de 50 trabajadores, estamos hablando de un 85% de bonificación, y para los que tienen más de 50 trabajadores, hablamos de un 70% de bonificación. Se mantienen también los ERTE por el impedimento de actividad. La exoneración será del 100% para todas esas empresas de menos de 50 trabajadores y del 90% para los que superen esa cifra de 50 trabajadores. Justo en febrero de 2020, que fue justo antes de que empezara la pandemia, también tenemos los ERTE por limitación de actividad. No se ha cerrado del todo la actividad, pero sí que se han puesto una serie de medidas y restricciones. En este caso, la exoneración de los pagos a la seguridad social será del 100% en febrero, del 90% en marzo, del 85% en abril y del 80% en mayo. Importante, se han añadido tres nuevos epígrafes que se incorporan a estos epígrafes de sectores más afectados. Estos nuevos epígrafes son los campus, los campings y aparcamientos de caravanas, el alquiler de medios de navegación y las actividades de mantenimiento físico. Todas estas cosas detalladas las tenéis en la guía que tenéis en este artículo, que la podéis descargar desde aquí. Es una guía gratuita en la que hemos recogido tanto el cese de actividad como los ERTE aprobados y prorrogados hasta el 31 de mayo. Vamos a repasar esos ceses de actividad que se han aprobado. Sabemos los titulares, sabemos que vamos a poder pedir el cese de actividad aunque no lo hayamos tenido concedido en la primera estado de alarma, algo que era para que os dejo un artículo en el que hablábamos de eso, era algo increíble. Alguien que no había pedido la ayuda en ese momento la necesitaba ahora y no la podía pedir, o simplemente no la podía pedir en la primera pandemia porque estaba de baja de baja maternal. Bueno, pues toda esa gente quedaba afuera del cese de actividad de una manera incomprensible. Bueno, pues todo eso se ha quitado dentro de esta nueva normativa. Es verdad que la justificación ahora de reducción de ingresos ha bajado del 75% de reducción de ingresos al 50%. Siguen siendo unas cifras tremendas, el 50% de reducción. Claro, el que solo ha reducido un 49%, pues, tú fíjate, factura la mitad. No hablamos del beneficio, hablamos de la facturación con los gastos fijos iguales. Claro, esto supone pensar que el gobierno, las administraciones, piensen que lo normal en un autónomo es que tenga un margen del 50%. Eso es algo increíble. La mayoría de los autónomos también pues eso, entre un 5% y un 10% de margen en sus facturaciones. Es importante que ha bajado del 75% al 50%, pero bueno, pues todavía sigue siendo una cifra que está muy por encima de lo que realmente necesitarían los autónomos. Como requisitos para poder acceder a estas ayudas, también deciros que es importante que se congela esa subida de la cuota de autónomos. Estaba prevista para enero de 2021 y se hará a partir de junio, tendremos ya esa subida de cuota. Por ahora, estos meses no vamos a tener incremento en nuestras cuotas a la seguridad social. Y este sería más o menos, añadiendo también que hemos relajado bastante las condiciones para los autónomos temporales, algo importante también porque con esas condiciones que teníamos, era prácticamente imposible, como así sucedió, que los autónomos pudieran acceder a esta ayuda. Que nos dicen los colectivos que prevén que esta ayuda pueda ayudar a 800.000 autónomos. Recordemos que en el periodo anterior estábamos ya solo en 375.000 autónomos. No hubiera mejorado la situación si no porque bueno, pues cada vez se han ido recortando más estas ayudas. Recordemos, además, que dentro de estos ceses de actividad bueno…pues hay dos tipos de cese de actividad que lo que nos van a pagar es el 50% de la base mínima. Es una ayudita. No ya no hablamos ni del 70%. Claro, en el cese de actividad normal estamos hablando del 70% de la base que uno tiene de cotización. Hay autónomos que cotizan una cantidad importante, con lo que bueno, pues esa ayuda que les queda, más o menos, es importante. En este caso, en estas ayudas que estamos hablando es el 50% de la base mínima, que nos quedan unos 400 y pico euros, que es una cantidad…no me atrevería a decir ni de supervivencia. Es una…bueno, una mini ayuda que bueno, está bien tenerla, por supuesto, porque al menos algo entra. Pero no soluciona en ningún caso los problemas que tienen los autónomos. Y ahora vamos con esos ceses de actividad. A partir de ahora, esa tiene que ser nuestra guerra. Ya tenemos los ceses aprobados, ya tenemos los ERTE aprobados, y ahora hay que exigir, y ya no digo pedir, hay que exigir ayudas directas. Si no damos ayudas directas al tejido empresarial, va a desaparecer ese tejido empresarial con experiencia, con know how, con capacidad para generar riqueza y crear puestos de trabajo. Y después nos lamentaremos porque nos va a ser mucho más difícil que a ninguna otra economía de la Unión Europea remontar la situación. Y eso, que nosotros vamos a partir de una situación todavía más complicada. Por aquí os dejo…campeones del mundo de paro, bueno, campeones de la Unión Europea de la zona euro, con un paro juvenil a la altura de países africanos. Estamos en la peor situación, bueno, una deuda…por aquí os dejo la deuda que se nos está comprando y lo que nos queda. Porque claro, todas estas prestaciones, al final, con una reducción del PIB como la que tenemos, están yendo a deuda. Vamos a tener una situación mucho más complicada que el resto. Pero es que aunque lo vamos a tener difícil, lo podríamos tener menos difícil si ahora hiciéramos lo que hay que hacer, y por cierto, lo que pide Bruselas. Que tenemos que hacer, por un lado, ayudas directas para que se pueda mantener todo ese tejido. Después, una reforma laboral que permita creación de empleo. Que se relajen las normas tan estrictas que tiene nuestro mercado laboral y que ha demostrado que no funciona en nuestro entorno. Tienen otras normas laborales y les funciona mucho mejor. Y luego, pues todo ese gasto público que algunos tanto les gusta y bueno, pues que al final genera la deuda y esa deuda, no nos olvidemos, que no solo hay que pagar la deuda sino hay que pagar los intereses. Y entramos en un círculo vicioso. Cuanta más deuda, más tenemos que devolver. Más intereses tenemos que pagar, con lo que tenemos que subir los impuestos. Y cuando subimos los impuestos pues bajamos la generación de riqueza. Y cuando bajamos la generación de riqueza, recaudamos menos. Tenemos menos dinero para seguir pagando esa deuda, esos impuestos. Volvemos a generar deuda. Bueno, pues es un desastre absoluto. Pero no me quiero liar. Vamos ya con los tipos de cese de actividad y bueno, pues cómo han quedado estos ceses de actividad para los autónomos.

Prestación extraordinaria por cese de actividad

Vamos con la prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos que se vean obligados a suspender su actividad, estamos hablando de una obligación por ley de suspender la actividad. En principio, ya estamos hablando del 50% de la base mínima de cotización. Bueno, es el 50% de la base mínima, es una ayudita. Y además, hay que cumplir los siguientes requisitos: el primero, estar dado de alta en el RETA antes del 1 de enero de 2021. Con lo que si nos dimos de alta en enero pues ya no nos vale. Estar al corriente de pago de las cuotas de la seguridad social, esto es un requisito que se repite siempre. Y durante el tiempo que la actividad esté suspendida y perciba la ayuda, pues bueno, pues va a quedar exonerado de esos pagos a la seguridad social. Ese es el primer cese de actividad que lo tenemos ahí, esas actividades que se ven obligadas a cerrar por ley.

Prestación extraordinaria por cese de actividad compatible con la realización de la actividad

Vamos con la prestación extraordinaria por cese de actividad compatible con la realización de la actividad. Debemos cumplir los siguientes requisitos: primero, estar dado de alta en el RETA antes del 1 de enero de 2021. Segunda, estar al corriente de pago en nuestras obligaciones con la seguridad social. También estaremos exonerados. En este caso, efectivamente, tenemos que pagar esa cuota a la seguridad social y luego será la mutual la que, a la vez que nos da la prestación, nos reembolsará esa cuota a la seguridad social. Tenemos que tener cotizado mínimo 12 meses dentro de los últimos 48, y al menos 12 meses de esos deben ser inmediatamente anteriores a la solicitud de la prestación. Así que bueno, pues como mínimo doce meses antes hemos tenido que estar cotizando para el cese de actividad. Y debemos acreditar una reducción de los ingresos mayor al 50% en el primer semestre del 2021, y lo vamos a comparar, por supuesto, con el segundo semestre del 2019. Pero además, tenemos una pequeña letra pequeña, y es que no deben haber obtenido unos rendimientos netos computables fiscalmente superiores a 7.980 euros durante el primer semestre del 2021. Esto quiere decir que podemos compatibilizar esta ayuda con la actividad, pero que esa actividad no puede producir unos rendimientos netos computables superiores a los 7.980 euros en el semestre. Estamos hablando de 7.980 entre seis meses, pues fijaos que como mucho hemos podido generar esos rendimientos netos de unos mil y pocos euros. Esta es la pequeña condición que también tenemos ahí, tenerla en cuenta si vais a solicitar esta ayuda, que si vais a tener unos rendimientos netos superiores, pues seguramente os van a solicitar en un momento dado, en septiembre, que se supone que es cuando se va a revisar todo esto, pues os van a pedir que devolváis esas ayudas.

Prestación por cese de actividad para autónomos sin acceso a otras prestaciones

Tenemos esta prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos que no tengan acceso a otras prestaciones. Estamos hablando de autónomos que, bueno, pues no han visto cerrada la actividad, pero sus ingresos se han visto afectados. Pues aquí, la cuantía sería del 50% de la base mínima de cotización. Una ayudita mientras el autónomo perciba el cese, pues quedará también exonerado de esos pagos a la seguridad social. Esa parte es casi igual de importante que la otra. Qué requisitos debemos cumplir. Primero, estar dado de alta en el RETA antes del 1 de enero del 2020. Estar al corriente de pago en nuestras obligaciones con la seguridad social. Importante, y no tener rendimientos netos computables fiscalmente procedentes de la actividad por cuenta propia en el primer semestre del 2021. Y aquí, la cifra es un poquito inferior, superiores a los 6.650 euros. Si vamos a tener esos rendimientos superiores en el primer semestre a 6.650, que aquí sí que ya son mil euros lo que podemos tener al mes, pues ya no vamos a tener derecho a esta ayuda. Y si la hemos solicitado y nos la han concedido, pues seguramente la tengamos que devolver. Y además, debemos acreditar en el primer semestre del 2021 que los ingresos computables fiscalmente, los computadores fiscalmente, son inferiores a los que hubo en el primer trimestre del 2020. Recordemos que en el primer trimestre del 2020 ya teníamos un marzo ahí complicado. Bueno, pues estas son las condiciones que tenemos para este cese de actividad escobar.

Como os decía, tenemos el cese de actividad prorrogado. Es verdad que lo tenemos que solicitar a las mutuas de nuevo en estos primeros 21 días para poder acceder desde el principio. Y bueno, pues que se va a aplicar tanto si nuestra actividad se ha visto suspendida como si se ha visto limitada o si bueno, pues no tenemos derecho al cese de actividad por no haber cotizado. Pues hay una serie de soluciones para cada caso. Lo que sí es verdad y lo que tenemos que decir es que bueno, pues en la mayoría de los casos es el 50% de la base mínima, que son 400 y pico euros, que con eso un autónomo no le llega ni para comer. Que además, si estas ayudas se dan en una familia en la que haya otra persona, el cónyuge, que también sea autónomo, pues se ven reducidas. Y bueno, pues solo en el caso de poder demostrar que uno es familia numerosa, pues tendrán un pequeño incremento. En principio, prorrogadas las ayudas. Esto conseguido y como os decía, a partir de ahora hay que luchar por esas ayudas directas, que sin ellas, nos da igual que sean las comunidades que ya empiezan a mover ficha o bueno que sean las comunidades y que sea el gobierno. Porque hace falta, es imprescindible mantener vivo el tejido empresarial. Si no, lo vamos a pasar realmente mal. Y vamos, por último, con esa prestación para los autónomos, ese cese de actividad para los autónomos de temporada que, como decimos, bueno, pues se ha rebajado un poquito de esas restricciones y bueno, pues parece que va a ser más fácil poder acceder a ese cese de actividad a partir del 1 de febrero. Como os decía, todos aquellos profesionales que estuvieron trabajando como autónomos en el 2018 y en el 2019 durante un mínimo de cuatro meses y un máximo de seis meses – ojo, hay que cumplir las dos condiciones- en el 2018 y en el 2019 podrán acceder a este cese de actividad. Dos de los meses en donde estos autónomos de temporada han tenido que estar dados de alta en el RETA deben ser obligatoriamente entre enero y junio. Y el último requisito de la modalidad es que, para esta primera mitad del 2021, no se pueden obtener unos ingresos superiores a los 6.650 euros. El importe de la prestación, pues, en este caso, el 70% de la base mínima. Hablamos de la base mínima, da igual lo que estés cotizando, y bueno, pues saldrán unos 660 euros mensuales. Bueno, pues hemos mejorado un poquito ese cese de actividad, hemos quitado alguna restricción, y vamos a ver si realmente es una herramienta que pueda llegar a ser útil para todos esos autónomos de temporada que hasta ahora lo han tenido realmente complicado.

Bueno, pues hemos llegado al final del artículo de hoy. Como os decía, ya tenemos prorrogado el cese de actividad, ya tenemos los ERTE prorrogados. Ahora lo que tenemos que demandar, exigir, son ayudas directas para todo el tejido empresarial, por parte de las comunidades, que ya han empezado a mover ficha, pero también por parte del estado. Porque si no, no seremos capaces de mantener el tejido empresarial vivo. Después, no seremos capaces de generar riqueza a la velocidad que vamos a necesitar ni de generar empleo, algo que va a ser vital para nuestra recuperación económica. Hay una serie de fondos que, además, os dejo por aquí, han aumentado. La Unión Europea nos ve peor de lo que nos veía en el primer momento, ahora nos va a dar más dinero. Me parece que son diez mil millones más, que se dice pronto. Pero las condiciones siguen siendo las mismas. Hay que presentar un plan fiable y, además, la Unión Europea, como ese dinero no se da de golpe, va a ir controlando que esas exigencias que tiene se cumplan. Y bueno, pues esas exigencias, fundamentalmente, es tomar medidas en la parte laboral. Hay que flexibilizar el mercado laboral y luego pues ver cómo hacemos esa reforma de las pensiones y cómo racionalizamos el gasto público, y no nos dedicamos, bueno, pues a despilfarrar esas ayudas. Que no olvidemos, bueno, pues nos está dando la Unión Europea, pero que el fin es una recuperación económica y no otras cosas que finalmente se pueden hacer con ese dinero.

Ahora lo que te voy a pedir no te va a ayudar en las crisis económicas, pero bueno…bueno sí, porque al final todo ese conocimiento que puedas acumular, toda esa experiencia que puedas ver en otros, la podrás utilizar en tu negocio y eso hará que mejores tu situación en las crisis. Bueno, pues eso se consigue simplemente dándote de alta en este canal, aceptando las notificaciones y bueno, pues contribuyendo a propagar esta cultura del emprendimiento. Y si lo que quieres son más artículos relacionados con estos temas, aquí los tienes. Adiós, adiós.

Deja un comentario