La deuda descontrolada de España: tendremos que pagarla, ojo al precio del dinero

La deuda en España y su similitud con las tarjetas revolving

Recientemente, el gobierno de España ha anunciado su plan de financiación para el año 2022. Se espera que se solicite un préstamo de 237.498 millones de euros, la mayor parte de los cuales se destinará a pagar la deuda existente.

Esto presenta un paralelismo con el funcionamiento de las tarjetas revolving, que han representado un problema para muchas economías domésticas. Al igual que con estas tarjetas, el gobierno se endeudará para pagar deudas anteriores, aumentando así su deuda.

Algunos podrían argumentar que el endeudamiento es necesario debido a los gastos adicionales generados por la pandemia. Sin embargo, la realidad es que estamos pidiendo prestado dinero para cubrir un déficit entre nuestros ingresos y gastos anuales.

Actualmente, España tiene una deuda del 122,1% del PIB, muy por encima del límite recomendado por la Unión Europea del 60% del PIB. Esto significa que quienes vendrán después de nosotros serán responsables de pagar esta deuda en el futuro.

Si bien el endeudamiento puede parecer una solución fácil para los políticos, a largo plazo tiene repercusiones significativas. Además, el dinero prestado tendrá que ser pagado en un plazo de ocho años, lo que afectará a las generaciones futuras.

Es importante que se tomen medidas para optimizar recursos, racionalizar gastos y no duplicar competencias a nivel estatal, autonómico y municipal. También es esencial invertir en medidas que impulsen el crecimiento económico y reduzcan la proporción de deuda con respecto al PIB.

En lugar de gastar dinero que no tenemos, deberíamos centrarnos en generar riqueza y empleo. Con una deuda cada vez mayor, es fundamental tomar medidas para controlar la situación y garantizar una recuperación económica sostenible.

Deja un comentario