Contratos Fijos-Discontinuos: Funcionamiento y Obligaciones Laborales

Muy buenos días a todos y todas, bienvenidos a este su artículo web sobre el mundo del emprendimiento. Hoy quiero hablarles de los contratos fijos-discontinuos, los grandes protagonistas de la reforma laboral en el 2022. Si hay algo que destaca en esta reforma es la importancia que se le ha dado a este tipo de contratos, que ya existían pero ahora se ven como la única solución para cubrir momentos de necesidad en las empresas.

¿Qué es un contrato fijo-discontinuo?

El contrato fijo-discontinuo, respaldado por el artículo 16 del Estatuto de los Trabajadores, se realiza para realizar trabajos estacionales o vinculados a actividades productivas de temporada. También se aplica para trabajos intermitentes con períodos de ejecución determinados o indeterminados.

Características

Este tipo de contratos se diferencian de los demás por varias características:

  • Es un contrato indefinido, sin una fecha conocida de finalización.
  • El trabajador forma parte de la plantilla fija de la empresa.
  • La actividad del trabajador no es continua durante todo el año.
  • La empresa está obligada a llamar al trabajador en los períodos determinados para realizar su actividad.
  • Puede ser a jornada completa o a jornada parcial.
  • Se convierten en una alternativa a los contratos temporales para proyectos concretos o para reforzar la plantilla en épocas estacionales.
  • Los trabajadores pueden solicitar el desempleo durante los periodos sin actividad, siempre y cuando cumplan con los requisitos.

Obligaciones del contrato fijo-discontinuo

Este tipo de contrato debe realizarse por escrito y presentarse en el CP. Además, se deben cumplir una serie de requisitos:

  • Estimación de la duración de la actividad.
  • Estimación de la jornada laboral y distribución horaria.
  • Definir la forma y método de llamamiento según lo establecido en el convenio regulador.

Funcionamiento del contrato fijo-discontinuo

Los trabajadores con este tipo de contrato son considerados miembros fijos de la plantilla, pero solo trabajan en determinados periodos o temporadas. Durante la actividad, se les trata como cualquier otro trabajador: cobran sueldo, se cotiza a la seguridad social y tienen los mismos derechos.

Cuando llega el periodo de inactividad, reciben un finiquito y ya no perciben sueldo ni cotización a la seguridad social. Sin embargo, pueden solicitar el desempleo si cumplen con los requisitos. La empresa está obligada a llamar al trabajador para el año siguiente, en los mismos periodos y circunstancias. En caso de no hacerlo, el trabajador puede reclamar por despido improcedente.

Ventajas del contrato discontinuo

Este tipo de contrato tiene ventajas tanto para las empresas como para los trabajadores. Para las empresas, es un contrato indefinido que les permite aplicar bonificaciones y adaptar la plantilla según la actividad. Los trabajadores, por su parte, tienen la seguridad de contar con el contrato al año siguiente y tienen indemnizaciones superiores en caso de despido improcedente.

Así funcionan los contratos fijos-discontinuos, una alternativa a los contratos temporales que se han convertido en la estrella de la reforma laboral del 2022. Espero que este artículo les haya sido de utilidad. No olviden suscribirse al artículo, darle a la campanita de notificaciones y compartirlo con otros interesados en el mundo del emprendimiento.

Deja un comentario