Tutorial Cotización AUTÓNOMOS Seguridad Social RETA, ingresos reales 2023-2025

Muy buenas, bienvenidos a este artículo sobre la cotización por ingresos reales para autónomos. En este post, hablaremos sobre cómo este nuevo sistema afectará a la seguridad social del reta a partir del 1 de enero de 2023.

¿Qué es la cotización por ingresos reales?

A partir del 1 de enero de 2023, la cotización de los autónomos ya no será elegible por su situación personal o de negocio, sino que estará determinada por un rendimiento neto basado en la diferencia entre los ingresos y los gastos deducibles. Este rendimiento de la actividad determinará en qué posición nos colocamos dentro de una tabla de cotizaciones y nos permitirá elegir la base de cotización y, por ende, la cuota mensual que debemos pagar a la seguridad social.

Datos sobre la cotización al reta para los autónomos

Hasta 2022, la base de cotización mínima para los autónomos con actividad fue de 960,66 euros y de 1200,34 euros para los autónomos societarios. Teníamos un tipo general del 30,6% que generaba una cuota mínima de 294 euros para los autónomos con actividad y de 377,87 euros para los autónomos societarios. La base máxima de cotización para 2022 fue de 4139,40 euros, generando una cuota de 1666,66 euros.

¿Cómo se calcula el rendimiento neto de un autónomo?

El rendimiento neto de un autónomo se calcula restando los gastos deducibles de los ingresos obtenidos por su actividad. Los gastos deducibles son aquellos que la Hacienda permite que el autónomo se descuente. Además, se aplica un porcentaje de gastos de difícil justificación que ayuda a reducir el rendimiento neto para la seguridad social y el cálculo de la cuota.

Cómo se fija la cuota a la seguridad social a partir de 2023

A partir del 1 de enero de 2023, los autónomos que ya tenían actividad deberán calcular su rendimiento neto del año anterior para determinar su cotización. Aquellos autónomos que son nuevos en la actividad deberán hacer una estimación de su rendimiento neto para el año en curso. Esta cotización ya no puede ser elegida por el autónomo, sino que estará determinada en una tabla con 15 tramos de rendimiento neto. En función de estos tramos, se establecerán bases de cotización mínimas y máximas, y se calculará la cuota mensual correspondiente.

Comparativa entre tarifa plana y tarifa reducida

La tarifa plana que estaba en vigor hasta 2022 ofrecía una cuota de 60 euros durante el primer año, una reducción del 50% durante la primera mitad del segundo año, y del 30% durante la segunda mitad. Ahora, la tarifa reducida ofrece una cuota de 80 euros durante el primer año para los que coticen por la base mínima, y durante el segundo año si están por debajo del salario mínimo interprofesional.

Cuota 0 para nuevos autónomos

Algunas comunidades autónomas ofrecen la cuota 0, que es una subvención para cubrir el gasto de los autónomos en los primeros años de actividad. Esta ayuda es compatible con la tarifa reducida y tiene como objetivo complementarla para que la cuota pueda llegar a ser cero en algunos casos.

Control y cambios en la cotización

La administración realizará un control cruzando los datos de la seguridad social y la agencia tributaria para verificar si se ha cotizado lo establecido por los ingresos reales. En caso de que se haya cotizado de menos, la administración enviará un comunicado con la cantidad a ingresar, y si se ha cotizado de más, se procederá a devolver el exceso.

En resumen, a partir del 1 de enero de 2023, la cotización por ingresos reales cambiará la forma en que los autónomos cotizan a la seguridad social. Esta cotización se basará en el rendimiento neto de la actividad del autónomo y estará determinada por una tabla de tramos de rendimiento neto. La tarifa plana se sustituirá por una tarifa reducida y algunas comunidades ofrecen la cuota 0 como ayuda adicional. Habrá más oportunidades de cambiar la cuota y se reducirá la base de cotización, lo que implicará una cotización menor pero también menos derechos de pensión.

Deja un comentario