Autónomos agrarios: requisitos, cotización y tributación en España

Muy buenas a todos y bienvenidos a este artículo web sobre el mundo del emprendimiento. Hoy quiero hablarles de los autónomos agrarios, un tipo de autónomo muy peculiar que tiene su propio sistema especial de cotización. Los autónomos agrarios no están directamente en el régimen general, sino que siguen un sistema especial para los trabajadores agrarios conocido como SETA.

¿Qué es un autónomo agrario?

Un autónomo agrario es aquel que cumple las siguientes condiciones:

  • Al menos el 50% de sus ingresos provienen de una explotación agraria de la cual es titular o arrendatario.
  • Los rendimientos de esta actividad no superan el 75% de la base de cotización mínima del régimen general.
  • Realiza la actividad de manera directa, aunque puede contratar asalariados para ayudarle.

Además, en el SETA también se incluyen en la cotización a los familiares hasta tercer grado y al cónyuge que trabaje por cuenta ajena de manera habitual en la explotación agraria.

¿Qué es el SETA?

El SETA (Sistema Especial para Trabajadores Agrarios) es el sistema de cotización especial para los autónomos agrarios. Actualmente hay cerca de 200.000 autónomos que cotizan en este sistema.

El SETA tiene sus propias reglas de cotización, aunque mantiene algunas similitudes con el régimen general de los autónomos. Por ejemplo, la cotización mínima es la misma que en el régimen general.

En el SETA existen dos sistemas de cotización, dependiendo si el autónomo viene del sistema anterior o es un nuevo autónomo. Las bases y tipos de cotización en el SETA a partir del 1 de enero de 2019 son las siguientes:

  • Tipo reducido del 18.75% para bases de cotización entre 944.40 euros y 1,133.40 euros.
  • Tipo del 26.50% para el exceso de la base de cotización que supere los 1,133.40 euros.
  • Se pueden añadir coberturas por contingencias adicionales, como cobertura por contingencias comunes aplicando un porcentaje adicional del 3.3% y otras mejoras.

También existen bonificaciones en la cotización por contingencias comunes para ciertos cotizantes.

Tributación del autónomo agrario

La tributación del autónomo agrario se realiza a través del IRPF. El autónomo agrario puede optar entre el sistema de tributación directa (estimación directa) o el sistema de estimación objetiva (módulos), dependiendo de su volumen de negocio.

Además, existen impuestos especiales para los autónomos agrarios, como el impuesto sobre el valor añadido (IVA) y el impuesto sobre hidrocarburos.

Conclusiones

El autónomo agrario es un tipo de autónomo muy particular que sigue un sistema especial de cotización. El SETA es el sistema especial para los trabajadores agrarios y tiene sus propias reglas de cotización. Además, la tributación del autónomo agrario se realiza a través del IRPF y existen impuestos especiales para este tipo de autónomos.

Espero que este artículo web les haya resultado interesante y les haya ayudado a comprender mejor este tipo de autónomo. Les invito a compartir este artículo con otras personas que puedan estar interesadas en el tema y a suscribirse a nuestro sitio web para recibir más contenido relacionado con el emprendimiento.

Deja un comentario