Diferencias entre gestoría y asesoría para autónomos y pymes

Muy buenas a todos y bienvenidos a este artículo sobre la diferencia entre gestoría y asesoría. Hoy explicaremos en qué se diferencian estos dos conceptos tan utilizados en el ámbito empresarial y particular. Aunque a menudo se utilizan indistintamente, existen algunas distinciones clave.

¿Qué es una gestoría?

Una gestoría se dedica principalmente a la tramitación de obligaciones legales, ya sea para particulares, autónomos o empresas. Su enfoque se centra en realizar los trámites necesarios y gestionar los documentos y procesos requeridos por la administración.

¿Qué es una asesoría?

Por otro lado, una asesoría está más orientada al asesoramiento y apoyo en la gestión de obligaciones. Aunque también se encargan de realizar trámites, su principal función es brindar consejo y guía a sus clientes para cumplir con las obligaciones legales de manera eficiente. En el ámbito fiscal, por ejemplo, pueden asesorar sobre la presentación de impuestos y brindar orientación sobre aspectos fiscales complejos.

Es importante destacar que, si bien existe una distinción teórica entre gestorías y asesorías, en la práctica muchos profesionales ofrecen ambos servicios, ofreciendo tanto la gestión como el asesoramiento. En España, los gestores administrativos, que están colegiados, también brindan asesoramiento a autónomos y pymes.

Una gestoría administrativa suele enfocarse en trámites con la administración, como cambios de titularidad de vehículos o trámites en el registro de la propiedad. Por otro lado, las asesorías tienen un alcance más amplio y pueden brindar asesoramiento en diversas áreas, no solo en gestiones administrativas.

Es importante tener en cuenta que, a raíz de la ley omnibus, las asesorías ya no están obligadas a estar colegiadas, lo que significa que cualquier persona con conocimientos y experiencia suficientes puede ofrecer servicios de asesoramiento.

¿Cómo elegir entre una gestoría y una asesoría?

Al elegir un servicio para llevar la gestión de tu negocio o cumplir con tus obligaciones fiscales, es importante tomar en cuenta algunos aspectos clave. En primer lugar, busca un servicio fácil de usar y que reduzca tu carga de trabajo.

También es fundamental que la empresa o profesional cuente con especialistas calificados que brinden un asesoramiento adecuado. Si el servicio tiene pocos clientes, puede ser que no estén familiarizados con las especificaciones de tu negocio o actividad, lo que puede llevar a errores en la gestión de tus obligaciones.

Otro factor a considerar es el precio. Es importante recordar que los gestores y asesores necesitan contar con personal especializado, lo que puede aumentar los costos. Por tanto, busca un equilibrio entre el precio y la calidad del servicio.

Además, hoy en día es fundamental que el servicio cuente con tecnología y herramientas digitales que te permitan realizar consultas y gestionar tus obligaciones de manera eficiente, sin tener que perder tiempo en reuniones presenciales.

En resumen, aunque la diferencia teórica entre gestoría y asesoría existe, en la práctica suelen utilizarse como sinónimos. Al elegir un servicio, busca uno que sea fácil de usar, que cuente con especialistas calificados y que tenga un precio razonable. La tecnología y la digitalización también son aspectos clave a tener en cuenta.

Deja un comentario