Cómo se cocinan los datos del paro: la realidad oculta

Muy buenas a todos, bienvenidos a este vuestro artículo de emprendimiento. Hoy quiero hablarles sobre los nuevos datos del desempleo y cómo se manipulan para ocultar la realidad de nuestra situación. En enero, las cifras de desempleo vuelven a subir, como es habitual históricamente, pero quiero analizar con ustedes cómo se trabaja desde los diferentes ministerios para que aparezcan menos desempleados en las estadísticas y cómo se maquillan los datos que se presentan a la opinión pública y a Bruselas.

La cocina de los datos del desempleo

Es una realidad que cada vez hay menos gente cotizando en la seguridad social, lo cual es preocupante. Además, se han perdido 219 mil afiliados en enero, lo que significa menos personas pagando las cuotas de seguridad social. A pesar de esto, la administración se esfuerza por enmascarar estos datos.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social publicó un tuit en el que informan que el desempleo aumentó en 76 mil 216 personas en enero, pero destacan que es un crecimiento inferior al de enero de 2020. Intentan dar la impresión de que la situación es mejor que el año pasado, pero si leemos entre líneas, vemos que se refieren a las medidas de protección como la razón por la cual los datos no son tan alarmantes.

La realidad detrás de las medidas de protección

El Ministerio menciona que hay 750 mil personas en ERTE, que son puestos de trabajo que se habrían perdido de no ser por estas medidas de protección. Sin embargo, si analizamos solo el incremento de trabajadores en ERTE en enero, vemos que hay más de 35 mil nuevos trabajadores en esta situación. Intentan confundir a la opinión pública insinuando que la situación del empleo es mejor que en 2020, cuando en realidad estamos peor.

La administración hace muchos esfuerzos para alterar la percepción que tenemos de la situación del desempleo. Se cambian las leyes, como ocurrió con la definición de desempleado en ERTE, para ajustar los datos a los objetivos que se plantean. Esto genera inseguridad jurídica y permite interpretaciones subjetivas de la situación de empleo.

Además de la manipulación de los datos del desempleo, hay otras formas de cocinar las estadísticas, como en la Encuesta de Población Activa (EPA). Se excluyen del recuento a casi un millón de personas que figuran como inactivas a pesar de estar en edad de trabajar y querer trabajar. Esto distorsiona aún más la realidad del desempleo.

La importancia de la verdad en los datos del desempleo

La tasa oficial de desempleo se sitúa en un 16,13%, pero si no se cocinaran los datos, estaríamos hablando de un 21,59% de desempleo. Es necesario que conozcamos la situación real y que se nos brinde la ayuda necesaria. No tiene sentido inventar una realidad paralela que no se ajusta a la verdad.

Existen errores en la gestión del desempleo, pero la situación económica es principalmente consecuencia de la pandemia, no de la gestión política. Es importante que seamos conscientes de la realidad y que se tomen medidas para apoyar a las empresas y generar empleo lo antes posible.

En resumen, es fundamental divulgar una cultura de emprendimiento y apoyar al tejido empresarial. Les pido que se suscriban a este artículo para que podamos estar preparados y generar empleo en el futuro. No tenemos que engañarnos a nosotros mismos ni a los ciudadanos. La situación no es buena y necesitamos ayuda para superarla.

Deja un comentario